La caducidad de las marcas

fondo_marca_p4_reg
1+
Share

La caducidad de las marcas

Toda empresa que quiera ser reconocida en el mercado y dispone de una marca que el cliente puede reconocer al ver sus productos o servicios y saber que es por ese producto o servicio por el que quiere decantarse, al conocerse la reputación de esa marca. De eso se trata, de identificar a la empresa. Existe el común error de confundir la marca con el logo, pero no son lo mismo, ya que el logo es solo una imagen visual de la empresa, mientras que la marca es su representación en el mercado.

Para que nuestra marca sea legalmente válida, debe figurar inscrita Oficialmente en el correspondiente registro de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) o la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Con ello, nos garantizamos que nadie más pueda usar nuestra marca, dibujo, modelo o diseño, e inducir a confusión a nuestros clientes.

¿Cómo estabilizar nuestra marca?

  • En primer lugar, hemos de contar con las redes sociales. Todo el mundo cuenta con un perfil en alguna de ellas y suelen dar detalles muy valiosos, que nos darán una idea de quiénes pueden ser, potencialmente, nuestros clientes.
  • Da a conocer qué tipo de cliente buscamos, pues podremos dar con personas que puedan ejercer influencia sobre otras, dar confianza y destacar nuestra marca.
  • Hagamos que cada cliente se sienta como si fuese único. Dejamos ver que lo conocemos, preguntamos por sus deseos y lo haremos sentir escuchado.
  • Intentemos que el cliente vea que nuestro producto mejora su calidad de vida, lo que hará que nuestra marca sea mejor valorada.
  • Innovaremos siempre que podamos, ya sea con nuevos mensajes o cambiando la publicidad. Si nuestra marca no muestra evolución, el cliente no verá avance y podrá cambiar a otra con mayor iniciativa.
  • No olvidemos hacer un seguimiento de los resultados. Con ellos, podremos comprobar si nuestras acciones con los clientes son positivas. En el caso de serlas, debemos investigar cómo mantenerlas y si es posible mejorarlas. Si los resultados son negativos, podremos plantearos qué falla, para encontrar una solución.

¿Puede caducar una marca?

Una marca puede caducar, lo que significa que su tiempo de validez ha acabado, debido a que se han dado ciertas circunstancias para ello. Puede darse la caducidad de una marca, en los siguientes casos:

  • Sí, no es renovada en el plazo establecido. Las marcas se otorgan indefinidamente para que sean renovadas cada 10 años, pero, si, al pasar esos años, no procedemos a la correspondiente renovación, quedarán caducadas de oficio por la propia Oficina
  • Sí, el titular renuncia a la marca por escrito y lo presenta ante la Oficina Española de Patentes y Marcas.
  • Sí, la marca no ha sido usada, realmente, durante los primeros 5 años, desde la fecha en la que se hizo pública su concesión.
  • Sí, la marca se vulgariza, es decir, que el usuario la haya designado como una denominación usual del producto o servicio.
  • Sí, la marca induce a error sobre la procedencia geográfica del producto o su calidad.
  • Sí, no está legitimada, como en los casos de trasferencia de derechos.

¿Cómo evitar la caducidad de la marca?

En primer lugar, con el uso diligente. Utilizar la marca con todos los productos que se ofrezcan y estén conectados a ella y evitar añadir elementos o productos que alteren su distintivo. En caso de hacerlo, es recomendable actualizar el registro con una nueva solicitud de registro de la marca tal como se pretenda utilizar.

También es importante tener la capacidad de probar el uso de la marca con pruebas y evidencias que incluyan la fecha en la que fueron constituidas.

Además, es recomendable mantener una gestión y correcta supervisión de las marcas, si es posible, confiando la gestión de seguimiento, mantenimiento y vigilancia en un especialista.

Cuidar la marca de la empresa no solo es importante para que los clientes nos reconozcan, sino también para mantenerla y no perder su uso por circunstancias que con una correcta vigilancia podrían ser subsanadas con facilidad, como es el hecho de la caducidad.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR